Chapi Escarlata: Un novio con prole

lunes, 5 de septiembre de 2011

Un novio con prole

Punto. Cierra el tema y ni nadie le puede preguntar más ni ella va a hablar ya del asunto.
Sólo ha dicho que ha sido horrible, que sigue enganchada de ese hombre, pero que sus hijos han podido con ella.

Siempre se resistió a comenzar relaciones con divorciados padres, pero en esta entró de lleno y sin paracaídas, y así le ha ido, dice.

El problema: ni ella ni él, sino los niños a los que no les gustó nada que su padre se echara una novia y, como en las películas, se han comportado como unos monstruitos -dice ella- para terminar con la relación y con sus nervios, mientras el padre lo atribuía a cosas de críos sin importancia y le pedía paciencia todo el tiempo, sin mover un dedo por ella.



Una y no más, dice ahora que acaba de salir de lo que llama pesadilla de cinco meses. Y no piensa volver a caer, cuenta, por mucho que piense que ha encontrado al hombre de su vida. Los hombres de la vida de una -insiste- nunca tienen hijos tan hijoputas ni de los otros.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Chapi...Es real.
Algunos se portan como verdaderos MONSTRUOS, y no estoy hablando de niñitos, estoy hablando ya de adolescentes e incluso mayores de edad...

El problema aparece cuando no se pone a cada uno en su sitio. Y te agravo la situación: Imagínate lo que es que tu pareja se ponga al mismo nivel de estupidez que uno de tus hijos...
Además no razonan, ellos pueden tener pareja y romper...nosotros podemos...siempre y cuando ellos no lo vean... Son realmente muy egoistas.

Ahora, si en una pareja se permite que entren los hijos...ya sean propios o ajenos (o incluso los hijos en común)...¡Se acabó! ¡Fin de la historia!

No es fácil, nada fácil.
Comprendo a tu amiga...

¡Un cordial saludo!

Ananda

Anónimo dijo...

Es lo que tienen las parejas con mochila ajena, que pesan mucho.