Chapi Escarlata: Estragos del calor

viernes, 2 de septiembre de 2011

Estragos del calor

La hija viene atontada por un amor de verano de esos que dejan a las nenas aleladas todo el curso que llega y el siguiente; y la madre, echando sapos y culebras, porque se le ha presentado su exmarido y padre de sus criaturas para que le haga un sitio en casa porque vuelve.

Sí, que total, ellos se han llevado muy bien, incluso cuando ella huyó a otra vida, dejando a los hijos creciditos, y que por qué no siguen como pareja, al fin y al cabo nunca se han divorciado, ni se molestaron en hacerlo.



A ella se le han abierto las carnes y está que muerde. Dice que este no se acuerda de por qué se fue ella, porque ya no soportaba ni lo que antes le hacía gracia y porque él se lo ganó a pulso, que ella le clavó la flecha a Cupido para que la dejara en paz hace tiempo  y que así, como viven ahora, con una amplia distancia, por lo menos puede tratarlo en las reuniones familiares. Pero de ahí a tenerlo otra vez bajo su techo...

Lo malo, dice, es que no tiene carácter para contarle claramente al otro que no acepta la propuesta y que no tiene ganas de jueguecitos. Y lo peor, que él, con su simpatía y su verborrea, por este orden, siempre le gana por  la mano porque ella no tiene cuajo.

Mientras, la niña, que se quedó a vivir con "papa" porque era más cómodo, está en las nubes y sin pegar clavo en casa de la madre, a cuenta de la tontería esta del enamoramiento.


3 comentarios:

Desirée (Antes Genoveva) dijo...

Lo de la nena es comprensible, todas hemos tenido un amor de verano que nos ha dejado chochilocas, como dice Álvaro el de León (besos para Ponferrada y León) pero lo del tío que vuelve a casa con el curso y se adelanta a la navidad...mal rollito Karmele. No mola nada y si no acaban a palos o diciéndose lo último lo primero poco faltará.
Hola a todos y espero que vuestras jolideis hayan sido tan buenas como las mías.
Chapi muchos ánimos y 1 desiabrazo jeje

Anónimo dijo...

¿Tuvo valentía para irse...y ahora no la tiene para decirle al otro que segundas partes nunca fueron buenas?

Pues vaya...Si que tiene un carácter raro la chica...

¡Saludos!

Ananda

Carlos dijo...

Es una historia triste.
La llegada de una hija enamorada no debería ser alegre?
Va a ser verdad que 3 son una multitud.