Chapi Escarlata: Los amores líquidos

martes, 14 de junio de 2011

Los amores líquidos

El filósofo polaco Zygmunt Baumann afirma que antes se amaba mucho mejor. Pero la psicoanalista Carmen Galiano no está de acuerdo, aunque dice que Baumann tiene razón en que han desaparecido los discursos y las figuras del amor, los usos y costumbres en las relaciones amorosas y que hoy los amores son "sin modelo" y por ello las personas están más desamparadas ante la incertidumbre del amor.

Lo cuenta en una entrevista muy interesante que he leído en el Faro de Vigo, en la que habla del amor y de la que he extraido algunos párrafos que me parecen muy significativos de lo que está pasando en todos los ámbitos.



Hoy, sin tantas determinaciones y restricciones sociales, hay más libertad en las elecciones amorosas, lo que incita a lo que Baumann acertadamente llama "amores líquidos": sin compromiso, de frágil vínculo en su contingencia.

"Si en algo coincidimos psicoanalistas, artistas, sociólogos y diversos pensadores -dice galiano- es en que el discurso capitalista ha producido una precariedad, fragmentación e incluso quiebras, sin precedentes en la historia, de los vínculos sociales. Pues el único vínculo que promueve el capitalismo es el de la relación directa del sujeto con los objetos, reduciendo a los individuos a productores-consumidores, mercantilizando así nuestras vidas y nuestros vínculos".

"Los vínculos duraderos son sospechosos para quien esté impregnado por el discurso neoliberal del mercado, que proclama que hay que innovar para ganar más. Es completamente ilusorio y lo comprobamos con el malestar de esos sujetos que pasan de una relación personal a otra, y al final se lamentan de estar solos y extraviados".

"En la sociedad actual, lo que prima son los engaños del discurso capitalista sobre una felicidad que se logra en el "tener" objetos de goce, y en el "parecer" de éxito narcisista en la sociedad del espectáculo.

8 comentarios:

Deckard dijo...

"Amores líquidos", dice este señor. Pues a mí me suena bien eso, lo tome por donde lo tome, aunque luego soy muy bobalicón y me quedo enganchado de por vida con la que me he dado un revolcón.
Bueno, no tanto, con todas no, sólo con las que lo merecen, o creo yo que me merezco.
Me parece muy sesuda la reflexión ésta que nos trae la chapichurri, pero también me parece muy interesante.
Igual es lo único positivo del capitalismo, o una de las pocas cosas buenas de este sistema criminal, disolver los vínculos absurdos que la tradición judeo-cristiana nos ha metido en el coco.

Chapi dijo...

Deckard: o puede que, como dice la psicoanalista, la falta de compromiso de los tiempos actuales nos lleve también a luchar menos por las relaciones duraderas y a considerarlas obsoletas.
Saludos

Deckard dijo...

Un poco de todo hay, Chapi.
Ya decía que me parece itneresante el punto de vista del estudio que tu mencionas.
Lo que pasa es que yo he querido ver el aldo gamberrete del asunto, que me divierte más. Pero no niego el otro aspecto.
Un beso, Chapichurri.

Deckard dijo...

Perdón, que me bailan las letras en el teclado.

Anónimo dijo...

Es general, pasa en todos los ámbitos, y no sólo hay "amores liquidos", también hay "amistades liquidas", "familias liquidas", "empresas liquidas","ideas liquidas"...Todas se rigen por la misma máxima "Si me conviene adelante, si no me conviene...¡fuera!"

Usar y tirar...

Podría parecer que hay alguna ventaja...pues no, es mentira; cuanto mas egoistas sean los individuos, mas aislados van a estar...es lo que le interesa al sistema. Un individio no hace fuerza, una pareja la multiplica, una familia...ya es otra cosa, y si la familia es extensa, se agranda la influencia, y si hay sensación de grupo, de comunidad...la fuerza ya empieza a ser más que considerable.

Solo hay una cosa mas espantosa que estar solo sin tú quererlo, y es estar solo...estando acompañado.
La soledad tiene ventajas y tiene inconvenientes, pero al menos, es honesta, es sincera, no manipula, no rebaja a los demás ni los "cosifica" convirtiéndolos en un objeto de consumo...para no sentir nuestra propia soledad.

Es cierto que no todo el mundo tiene valor para estar solo, pero la verdad es que mucha gente se queda sola, profundamente sola...por intentar desesperadamente huir de su propia soledad, pagando el precio -altísimo- de una compañía "liquida"

"Amores liquidos" No son tales, no son de verdad, no existen aunque se den.
El Amor tiene sus propias leyes, y son las mas Sagradas del Mundo desde que éste se creó. Podremos intentar olvidarlo, manipularlo, rebajarlo, adulterarlo, edulcorarlo, corromperlo o destruirlo...Pero todo eso es inútil, porque cuando el AMOR de verdad aparece, los adjetivos que podamos ponerle, desaparecen también. Si el Amor es de verdad, no admite adjetivos ni condicionantes...¿Amor líquido? No es amor de verdad, al menos para mí...

¡Un cordial saludo!

Ananda

Lulú dijo...

Igual es lo único positivo del capitalismo, o una de las pocas cosas buenas de este sistema criminal, disolver los vínculos absurdos que la tradición judeo-cristiana nos ha metido en el coco.

14 de junio de 2011 12:49

Ufffff cómo me suena esta última frasecita. Se me repiten las gentes una barbaridad. Ni que fueran pimientos oigan. Multinick sí que sí.
Hagan apuestas señores.
Estoy hasta los pistilos de los estudios. Cada persona es un mundo y el Ananda es un cansaliebres de manual.

Admi dijo...

Puedo asegurar que hay amores sólidos.Tan sólidos que no hay hormigón armado ni bloque de titanio que lo hundan.Y existen y merece la pena luchar por él y encontrarlo.

tardio dijo...

totalmente de acuerdo con anonimo, todo superficial, todo mientras valga, todo por psicion, dinero, figurar....
Para que nos dieron la posibilidad de tener sentimientos si nos dan miedo, si cuando crecen los ahogamos o simplemente los descartamos. No interesa, que duro, y al final que, " solos ".
Un poco de algo mas, de compromiso, de ilusion, de altruismo quiza nos pudiera hacer mas felices. Nose trata del anuncio de que no es mas rico el que menos necesita pero, pero no es mas feliz el que menos compromisos tiene.