Chapi Escarlata: El estado emocional perfecto

lunes, 20 de junio de 2011

El estado emocional perfecto

"Me estoy enamorando", sentenció el otro día con su cara luminosa, su optimismo y una emoción que le está cambiando la existencia.

¡Qué bien!, le contesté,  porque es el mejor momento, el mejor estado emocional, le contesté. Porque uno se llena de vitalidad, tanta que no puedes controlarla, se pone uno más guapo, el ego se sube a las nubes, adelgazas, porque nada te engorda, y la excitación que sientes no tiene comparación con nada.


Ya lo dicen los sociólogos, el enamoramiento es una locura transitoria que no tiene edad y que repercute en la vida cotidiana. Es una emoción que irrumpe sin avisar, intensa y bruscamente y que normalmente se atenúa con el paso del tiempo. Pero cuando uno está inmerso en ella ni piensa en el futuro ni quiere que eso termine nunca

"El amor, en su primera e impulsiva fase -dicen-, es una nueva, luminosa y diferente forma de estar en la vida, que sacude los cimientos racionales y nos lleva a vivir desde otra perspectiva".

17 comentarios:

Lulú dijo...

Es un estado emocional perfecto y caduco, pasas del cielo a la nada. Estaría bien poder comprar unos bonus mágicos, para poder renovar las emociones y/o las pasiones una vez empiecen a dar muestras de desgaste. La pareja sería infalible y disfrutarían de energías renovadas cuando lo necesitasen. De momento y en lo que esos bonus no se vendan, habrá que recuperar la "ilusión" con imaginación o asomándote a otros rincones.
Santas canitas al aire...lalalalalala

merver dijo...

Es el estado emocional perfecto, vale, pero si durase mucho, no hay cuerpo que lo aguante...
Después quedan los posos de ese amor, que si son sinceros, hacen que la relación se afiance y eso es mejor que estar todo el día en las nubes, viéndolo todo de color rosa y sin darte cuenta que la persona que tienes al lado no es perfecta.
Lo que si es cierto es que te sientes fantástica, más guapa y estupenda y que eso no cambia así te enamores con 20 años o con 60.
No os fijáis en la cara de algunos “yayos” cuando van cogidos del brazo?? A mí me emocionan.
Lo de las mariposas en el estómago lo deberíamos sentir todos alguna vez en la vida porque merece la pena, aunque no siempre acabe bien. En el riesgo está lo emocionante.

OTRA VEZ YO dijo...

SANTAS CANITAS AL AIRE...!!??
POR ESO ESTAS SOLA.

Lulú dijo...

No, chico, no estoy sola. Estoy casada y hace tiempo además. Si estuviera sola, no serían canitas al aire, no crees?
Hoy el Madrileño no has hecho novillos jeje

FRANCISCA dijo...

La etapa de la idealización se llama a ese estado, es que el otro pasa a ser la persona perfecta, no tiene defectos y todo lo que hace es maravilloso...espejismos todo!!!

OTRA VEZ YO dijo...

ENAMORAMIENTO, SE LLAMA ENAMORAMIENTO. UN ESTADO SENSACIONAL!ROZANDO LA FELICIDAD...
PERO ES UN SENTIMIENTO QUE SE TIENE QUE ASENTAR. Y LUEGO , AL CABO DE TIEMPO, VIENE EL VERDADERO AMOR...

LULÚ:
POBRE MARIDO. DE VERDAD, POBRE TÍO.
TRANQUILA, YA QUE TODO LO QUE HAGAS EN ESTA VIDA, TIENE SU REPERCUSIÓN. TARDE O TEMPRANO LA TENDRÁ. YA LO VERÁS. Y NO ES UNA FANTASMADA. ES 100% REAL QUE TODO TIENE REPERCUSIÓN.

UN SALUDO PARA TI TAMBIÉN.

Deckard dijo...

Uy, Lulú, si resulta que estamos de acuerdo en más de lo que a mí me parecía, en lo de las canitas al aire, pero nada de santas, eh.
Pero no me esperaba yo tanto romanticismo.
Yo es que no soy tan romántico, creo. Y lo de enamorarse me parece cosa de adolescencias o infancias, o tiempos remotos, o de bobería. Aunque es verdad que algunas veces uno ve tales cuerpos andantes, o partes de cuerpos, que hasta se podría enamorar si luego las cabezas o las bocas no te sacaran del error.

Lulú dijo...

Besito Deckard y sorry si mi particularísimo sentido del humor y de tocar la pandereta te molestó en algún momento.
Haya paz, pues.
Buenas tardes a tod@s

Anónimo dijo...

Para OTRA VEZ YO

¡Si!, es así. No hay acción que quede sin respuesta, por activa o por pasiva.
Tú y yo lo sabemos...pero hay quien lo tiene que descubrir por su cuenta, a veces demasiado tarde y pagando un alto precio...

Si...como bien dices, "TARDE O TEMPRANO LA TENDRÁ. YA LO VERÁS. Y NO ES UNA FANTASMADA. ES 100% REAL QUE TODO TIENE REPERCUSIÓN"

¡Un saludo!

Ananda

Lulú dijo...

Ananda con todo el respeto, alma cándida, los discursitos de ese estilete, en misa o en la reunión de culto los domingos mientras cantáis el lalalalalala.

Yris dijo...

Uysss, la última vez que yo sentí las mariposillas en el estómago, los tangas habia que pedirlos por catálogo, ay es ná!! ni quiero, me gustaria de ser posible notarlas en otro sitio de la anatomía.

meequivoqué, no se equivoca la misma a la que te gustaba partirme el nick con un guión, pero en morena ;)

Saludos Lulú, qué guerrera te veo!! y gracias salá. Tenemos algunas cosillas o pensamientos en común XD. Digo yo que las canitas al aire, valen igual si son teñidas?

Buenas tardes a todos!.

OTRA VEZ YO dijo...

JOOOOEEE!!
GRACIAS SALCHIANANDA!
VEO QUE (HUMOR PROPIO APARTE) HAY GENTE QUE HA APRENDIDO TRAS ALGÚN PALO PROPVOCADO POR ÉL/ELLA MISMA.



LAS MARIPOSAS DEL ESTOMAGO SE VAN AL AÑO DE PRESENTARLES AL GUSANO QUE ENTRA POR AHÍ ABAJO.


SALUDOS A TODOS

OTRA VEZ YO dijo...

POR CIERTO,

LEÍENDO A ALGUNO/A CREO, QUE POCAS RELACIONES HABÉIS TENIDO.

(AUNQUE HAY UN REFRÁN QUE DICE: NINGUNA MUJER ES FEA POR EL SITIO POR DONDE MEA)

Ros dijo...

Tú tan fino como siempre, OTRA VEZ.

Coincido en que tener mariposas en el estómago por enamoramiento es lo mejor que puede pasarle a uno. Ya se sabe que no es eterno y que tanta excitación mucho tiempo puede pasar factura, pero es como pecar (saltarse cualquier dieta), que sabe tan rico.

Admi dijo...

"En el riesgo está lo emocionante dice mi querida Merver y con razón"
Lo que pasa que el amor es dolor....y después de la primera fase de mariposeos en el estómago, vienen relampagueos en forma de dolores de cabeza....y no es fácil convivir con ese dolor.

Deckard dijo...

Vale, Lulú, recibido con mucho gusto el besito y enviando otro a vuelta de correo.

Jim Cross dijo...

Ya lo dice el estribillo...
Si me enamoro algún día/me desenamoraré/para tener la alegría/de enarmorarme otra vez.

Lo cierto es que es verdad, nos encanta esa sensación de mariposas en el estómago, aunque sea algo efímero (es imposible que sea eterno). Y sí, aunque nos deje agilipollaos perdíos, es un estado emocional perfecto (y no creo que sea similar al de las canas al aire, creo que es una sensación distinta, ni mejor ni peor, sino distinta).

Un beso, Chapi!