Chapi Escarlata: Mujeres sin ataduras

miércoles, 25 de mayo de 2011

Mujeres sin ataduras

En menos de un mes, se bajarán a Cádiz, las mismas de siempre, a la misma casa que van desde hace veinte años, donde durante una semana no se admiten hombres que no sean los que están por conocer o los que ya conocen de ese lugar.

Siempre ha sido un tiempo corto pero intenso para todas ellas, mujeres maduras ahora, no cuando empezaron a ir por aquellos lares de playas espléndidas. Un lugar donde cargar las pilas y quitarse de encima las costumbres de la vida diaria, los jefes cabrones y las telarañas.



Mucha playa para disfrutar como dios las trajo al mundo, muchas cenas de pescaíto, unas cuantas copas y mucha apertura para lo que se pueda presentar. Este capítulo suele ser uno de los más movidos: pueden conocer a gente nueva a las 3 de la mañana en el pasillo, al cruzarse para ir al baño. O rescatar a algún "invitado" de un sofá cama que se le había cerrado de repente dejándolo dentro, con peligro de su integridad masculina, mientras la paternaire se había subido a la terraza a fumar un piti.

Luego ese conocimiento se profundiza en torno a la mesa del desayuno, donde se hacen ya las presentaciones formales de todos los que han dormido en la casa antes de que las unas se vuelvan a la playa y los otros, a sus olivos respectivos.

Aparentemente es una semana más de vacaciones playeras como las de cualquiera, pero a todas ellas les parecen inolvidables, las mejores, y en algún caso, más que las que luego tienen en agosto con sus respectivos maridos, novios, hijos y demás familia.

Lienzo de Adolphe Bouguereau

9 comentarios:

Anónimo dijo...

El post de hoy parece perfecto para un guión de pelicula española.

Lo titulas "Mujeres sin ataduras" pero sinceramente, creo que en el post no estás describiendo a ese tipo de mujer...estás describiendo a un grupo de mujeres, de amigas, que se toman un descanso y hacen una especie de punto y aparte temporal.

No he conocido aún a ninguna mujer a la que se le pudiera poner ese título.
He conocido a mujeres atadas por su educación, o por sus ideas religiosas, o por el qué dirán, o por su propio concepto de cómo debe ser una mujer...o por su ambición, o por su necesidad de poder y de sexo, o un compendio de cosas...

Si hago un repaso rápido, creo que no he conocido a ninguna "mujer sin ataduras", en la mayoría de los casos el enemigo no estaba fuera de ellas mismas...estaba dentro.
Pero...creo también que tampoco he conocido a ningún hombre verdaderamente libre...

Un problema en las relaciones hoy en día creo que está en que todo el mundo se considera libre y sin ataduras, pero no es así, y cuando la verdad sale a la luz, la realidad aplasta a la pareja...o incluso al individuo...que se cree, pobrecito, que es libre de verdad.

Un cordial saludo

Ananda

Mario dijo...

Maduras,en las calas desnudas, sin ataduras, con unas copas encima y con ganas de 'aperturas'...
Parece el título de una peli del destape, Chapi.
Me parece que sólo se van a comer el pescaíto. Con las niñas que hay por Caí y oléeee, se van a volver como llegaron, sin que las metan más que prisa. Y en los garitos, pa que se quiten del medio y no entorpezcan el paisaje.
Pudiéndote comer una de 20, te vas a comer una de 50, ni con sal de fruta enoooo, e no hombre, e noooo!
De buen rollito, no se me pongan ahora histéricas todas las menopaúsicas que nos leen.

Admi dijo...

Pues pudiendo comer una de 20, mil veces prefiero la de 50.Pero esa sabiduría solo la da la vida misma.
Salud

anna dijo...

A esta mierda es donde me manda Simpulso, se nota k me quiere poco
Mario no creo k sean muchas las cincuentonas k leen esta bazofia a la vista esta k lo lees tu y el otro mamarracho

Nunca es tarde dijo...

Ojalá existieran mujeres sin ataduras y hombres también; los propios sentimientos ya te atan al hombre o a la mujer que amas. La libertad es difícil en el amor si no imposible, nosotros mismos nos marcamos los límites. La educación de miles de años es una carga genética.

Carla dijo...

Algo no va bien en la vida de esas chicas maduras que arrastran la melancolía de una semana durante el resto del año. Mejor cambiar las otras 50 semanas.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Ros dijo...

Hay gente madura de muy buen ver y en un estado físico que ya quisieran para sí las de 20.
Lo de elegir a las de 20 es lógico en niñatos, hombres 'sinsorbo' o vejestorios que quieren mantener a toda costa la juventud.
Donde esté la experiencia en un buen cuerpo que retiene lo que tuvo, que se quite lo demás. Como siempre, coincido con Admi y eso me agrada.

Mara Stevenson dijo...

Hola Chapi. He tardado en aparecer porque no paro de viajar. En agosto ya me paro y me centro otra vez... si la vida me lo permite.

Que no me olvidé de ti ¿vale?

MARA - austral

Tardio dijo...

Admin y ros tienen razon, vale mas una cabeza asentada que cien jaulas de grillos, simpre una mujer madura te dará mas que una cria y mejor. Pero es cierto que siempre existen ataduras, no se si por educacion, historia, miedo o lo que sea y al final, de la selva nos echaron ( perdon del paraiso ) puede que para que tuvieramos criterio.