Chapi Escarlata: ¿Fingir? ¡Qué perezón!

lunes, 2 de mayo de 2011

¿Fingir? ¡Qué perezón!

Las mujeres siguen fingiendo durante las relaciones sexuales mucho más que los hombres. Lo ha dicho este fin de semana  en un congreso médico en Galicia una experta, la profesora del Departamento de Medicina Psiquiátrica de la Universidad de Virgina, Annita H. Clayton, autora del best-seller Satisfacción (2007), con mucho éxito entre las mujeres.

También apuntaba en esa penosa dirección el último informe Pfizer sobre hábitos de salud sexual, que señalaba que una de cada tres mujeres reconoce que en ocasiones es necesario fingir en la cama, sobre todo, según aumenta la edad. Aunque a renglón seguido decía que son ellas quienes más a gusto se muestran con su vida sexual (el 63% declara estar bastante o muy satisfecha frente al 59% de los hombres) y al mismo tiempo, quienes mayor interés tienen en mejorarlas (52% frente al 50% de los varones).



La doctora Clayton dice que el 10% de los hombres están satisfechos con su vida sexual, mientras que en el caso de las mujeres se eleva hasta el 30%, aunque este mayor índice puede deberse a que las mujeres buscan en las relaciones sexuales algo más que el placer sexual, también buscan la afectividad, la intimidad.

Lo del fingimiento es un perezón, que dice una amiga mía, porque si vas es porque te apetece pasar un buen rato, quieres hacerlo y además te pone con quien lo vas hacer y pensar en ello. Tener que hacer todo ese trabajo para cantar falsetes, lo que dice ella, mejor me voy al cine.

"Y además -dice-, fingir, fingir ¿para qué sirve fingir? ¿para que el otro piense que te lleva al quinto, al séptimo o al décimo cielo? Pues si no sabe que nunca has pasado de la entrepalnta, poca felicidad te va a propocionar la próxima vez". Pena, penita, pena

3 comentarios:

Admi dijo...

Yo nunca finjo. O está parriba, o está pabajo. No hay termino medio.
Qué pereza ponerla pabajo cuando anda parriba.

Ros dijo...

Jajajajajaja.
Admi, para qué complicarse la vida.
Conozco un caso de fingimiento descarado de una mujer que piensa que total, a ella no le cuesta nada hacer sentirse a su churri como el mejor del mundo pensando que ha provocado esas sensaciones.
Si es que el que no se consuela es porque no quiere.

PaKe dijo...

"Qué pereza ponerla pabajo cuando anda parriba."

Que grande eres Admi.! jajajajajjajajaj