Chapi Escarlata: Amantes, pasión y fútbol

martes, 17 de mayo de 2011

Amantes, pasión y fútbol

Tengo un amigo que ayer estaba muy contento porque el Betis había subido a Primera. Tan contento que su sensación la comparaba con la pasión por una amante, que es, según dice, como se vive en Sevilla la relación de cada uno con su equipo del alma.

Yo bromeaba con él y le decía que no puede ser igual la pasión por un equipo que juegue en primera que si juega en regional. Pero no le convencí. Insistía en que ese sentimiento se mantiene por algo que para uno es especial y que los dos equipos sevillanos, el Sevilla y el Betis, son como una religión para sus seguidores y que aún estando en tercera, el Betis llenaba el estadio, porque a la gente no le importaba que perdiera.



Un poco exagerado este bético, que para que no me fuera de vacío me trasladó la preguntita: ¿Se puede sentir la misma pasión por tu pareja cuando esta está en primera (joven, esbelto, fuerte) que cuando ha pasado a regional?

Pues no, claro que no suele ser la misma pasión, aunque siempre hay excepciones. Pasa lo mismo que en el fútbol,  que la pasión se convierte en cariño después de tantos años, pero que se te erice el vello nada más verlo aparecer, como que no suele ser lo normal. Como tampoco ves un gol de Messi en un campo de tercera regional.

Yo creo que él piensa que sí se puede mantener la pasión entre dos amantes pasen los años que pasen y estén como estén, porque si los de regional llenan....

6 comentarios:

Yris dijo...

A ver si hoy me deja, comentar digo. De fútbol ni papa, de amantes menos y de pasiones ufff. Imagino que todo depende conque se haga la fogata, si es de papeles y no le echas ni un triste palito...pos ya me contarás. Quizá a tu amigo si siempre le emitieran el mismo partido acabaria saturado, pues lo mismo es.Lo que si me gustaria es que le echaran, tu amigo y el resto, la misma pasión y entusiasmo a todo.

Aquiles dijo...

La pasión por el fútbol ¿tiene comparación posible con la otra?
Pues hombre, según y cómo.
Escoger entre una cita con una chica o ver un buen partido de fútbol, de los que se consideran importantes, es un dilema que no siempre está claro cómo se va a resolver.
Lo que yo sí puedo decir es que, por muy atractivo que sea el partido (y a mí me gusta mucho el fútbol) si la ocasión lo merece realmente, yo dejaría el fútbol para otro momento; que no está el horno de los ligues para bollos.

Ros dijo...

No se me ocurriría comparar una pasión con otra. Sí, ya sé que soy mujer y que alguno me dirá que no voy a entenderlo nunca, pero por mucho que te guste que tu equipo gane y gane y gane y juegue bien, que también importa, ni color con una pasión amorosa. Vamos que para vosotros todas las pasiones deportivas, los ronaldos, los messi y los mouriño, que yo me quedo con la mía, aunque vaya cumpliendo años.

Deckard dijo...

Pues, mujer, Ros, no por ser mujer no vas a entender el fútbol, que yo conozco a muchas chicas a las que les gusta el fútbol casi tanto como a mí.
Pero te doy la razón en que no son comparables para nada meter o ver meter un gol y meter las cosas de meter, ya me entiendes.
Ni creo que se puedan llamar pasiones las dos cosas, porque el sexo es puro instinto, algo imprescindible para vivir y el fútbol es algo que te agota y aburre tanto como cualquier cosa que te guste mucho mucho.

Ros dijo...

Deckard, más de uno me ha dicho: "déjalo, anda no hables de lo que no sabes" y eso que soy de las que me veo un partido a la semana.

Admi dijo...

En lo único que ambas cosas admitirían comparativa es en su duración. El partido 45 minutos, salvo prórroga, la pasión 3 años (según estudios).
O se cambia de partido o se cambia de pareja.