Chapi Escarlata: ¿Por qué quieren borrar los anuncios de putas?

viernes, 25 de marzo de 2011

¿Por qué quieren borrar los anuncios de putas?

Los guardianes de la moral vuelven a la carga, ahora con las bendiciones del Consejo de Estado que ha dictaminado que la prensa tiene que eliminar los anuncios de prostitución..

Hace tiempo que el Gobierno pretende que los periódicos eliminen de sus páginas los anuncios de putas con argumentos "meapilistas" referidos a que así se lucha contra las mafías que explotan a las mujeres, se protege a los menores, expuestos a estos anuncios del periódico que papá o mamá lleva a casa, y se dignifica a la mujer, como si el trabajo libre de una prostituta fuera peor que otros muchos sometidos a las bárbaras leyes del mercado. Por lo menos ellas hacen un servicio, los banqueros nos llevan a la crisis sin que nadie quiera eliminarlos.



Algún periódico renunció hace cuatro años a  estos anuncios, pero más como una operación de marketing que porque sus dueños-jefes creyeran que así hacían un buen servicio a la sociedad. Luego el Gobierno y su ministra Bibiana Aído hicieron bandera de este asunto con los argumentos antes expuestos, y el aplauso, inexplicable para mí, de toda la izquierda.

Entonces, como ahora, me manifesté en contra.

A las mafias que obligan a mujeres a prostituirse habrá que combatirlas con la Policía, pero sobre todo legalizando la prostitución, no quitando los anuncios de la prensa de personas que libremente ejercen un oficio.  Además, la línea oficial presupone que la mayor parte de las prostitutas están obligadas por las mafias, y según los datos aportados por las propias asociaciones de prostitutas, esto no es así. La mayoría de ellas ejercen porque quieren y ponen anuncios en los periódicos para tener clientes y ganarse el sueldo.

Y en cuanto a la denigración de la dignidad y la imagen de las mujeres -otro de los argumentos esgrimidos por los prohibicionistas- me parece que son ellos mismos los que denigran una profesión que para mí es como un servicio social -hay mucha gente que de otra manera no se relacionaría ni tendría relaciones sexuales- . Y además, ¿es que no hay hombres prostitutos? ¿qué pasa pues con ellos? ¿Que por ser hombres su dignidad no se resiente? ¿Por qué no los han metido en el paquete?

Dentro de poco nos prohibirán pensar, porque es muy malo para su salud, la de los que mandan.

7 comentarios:

Doctora Membrillo dijo...

Pq no quieren q los nombres de sus madres conste en ningun sitio.
Buenos dias a tod@s q paseis un buen fin de semana.

PaKe dijo...

Yo nunca he sido muy pro-putas, pero tampoco me hacian ningun mal esos anuncios... vaya, que si estan ahi sera porque la gente las contrata...
Ademas, luego los primeros puteros son los politicuchos de tres al cuarto que se montan orgias con el dinero de los contribuyentes...

Buen finde pa' toooos!

Aquiles dijo...

¿Para qué molestarse en diferenciar a las putas explotadas y sometidas por las mafias de aquellas que lo hacen porque no encuentran otro trabajo, porque les gusta o porque ganan más que fregando suelos, sin tener por ello que perder ni la dignidad ni las zarandajas seudofeministas que siempre se exgrime en estos casos?
Porque si prohibimos todos los anuncios, e incluso la prostitución mísma, seguro que acertamos con los que sin duda habría que prohibir; aunque sea a costa de mezclar el grano con la paja.
¡Asco de puritanismo!

El murmullo de las cucarachas dijo...

Y ahora.... donde nos anunciaremos nosotras????...

besossss y versosssssssssssss

cuclillo dijo...

Hola, Chapi.

Estoy absolutamente de acuerdo en todo lo que dices.

La prostitución es el sistema.
La hipocresía es el sistema.
La mentira es el sistema.

"Llegó un tiempo en que todo lo que los hombres habían venido considerando como inalienable se hizo objeto de cambio, de tráfico y podía enajenarse. Es el tiempo en que incluso las cosas que hasta entonces se transmitían pero nunca se intercambiaban; se donaban pero nunca se vendían; se adquirían pero nunca se compraban: virtud, amor, opinión, ciencia, conciencia, etc., todo, en suma, pasó a la esfera del comercio.
Es el tiempo de la corrupción general, de la venalidad universal, o, para expresarnos en términos de economía política, el tiempo en que cada cosa, moral o física, convertida en valor de cambio, es llevada al mercado para ser apreciada en su más justo valor."

Carlos Marx, La miseria de la Filosofía.

"Yo, Lais, una vez el orgullo de Grecia,
Por quien tantos pretendientes suspiraron,
Ahora entrada en años, al templo de Afrodita
Cedo el espejo de mi juventud:
Pues lo que soy no quiero ver,
Y lo que fui no puedo ser."

Anónimo dijo...

No me sorprende nada de lo que pasa. Esto se está convirtiendo en una sociedad absurda lo mires por donde lo mires. Ahora las prostitutas, hace nada fumar (se han cargado la noche y un gran atractivo turístico en españa), que será lo próximo? como si las prostitutas tuvieran la culpa de que los niños se vayan directos a esos anuncios.

Jezabel dijo...

Totalmente dacuerdo contigo.
Bss