Chapi Escarlata: Los divorcios que provoca Internet

miércoles, 23 de marzo de 2011

Los divorcios que provoca Internet

En uno de cada cinco divorcios que se solicitan en Estados Unidos, Facebook forma parte de la documentación oficial que se presenta ante el juez, según un estudio de la Academia Americana de Abogados Matrimonialistas.


El 66% de los abogados señalan que las evidencias encontradas en Facebook fueron parte las causas alegadas para solicitar el divorcio, el 15% mencionaron a MySpace y un 5%, a Twitter.

Y no se trata de un comportamiento americano o sajón, los datos que facilita el anuario CyberPsycology and Behaviour Journal calculan que Facebook ha provocado 28 millones de separaciones en el último año en todo el mundo.



Conozco dos casos de gente a los que les ha pasado esto. En uno, él empezó a ligar con una chica en la red, quedaron para conocerse y después se veían con frecuencia. Además, colgó las fotos que se había hecho con ella en actitud muy cariñosa y eso le perdió. Su ordenador portatil tenía clave, pero un día que se marchaba con la chica, lo dejó abierto. Su mujer llegó de trabajar, vio el ordenador y se puso a curiosear. Todavía no se ha repuesto del susto. Él vive ahora con la chica, con otra vida y en otra ciudad.

En el otro caso, él tonteaba, sólo tonteaba, con alguna chica más que con otra. Su mujer, celosa donde las haya, empezó a sospechar del tiempo que pasaba él ante el ordenador, y como no tenía su clave para entrar y mirar, hizo algo igual de mal o peor. Le cogió la factura del móvil, cuando llegó por correo, fue cotejando llamadas y así pudo completar el círculo. Pero fue él quien se marchó y la dejó porque lo consideró un ataque brutal a su intimidad.

8 comentarios:

Aquiles dijo...

Los divorcios no los provocan Internet, Facebook, los teléfonos móviles o los rastros de perfume en las chaquetas. Los divorcios los provocan el fracaso de la pareja y/o la paranoia que lleva a uno de sus miembros a buscar pruebas de "infidelidad" en cualquier árbol o farola en los que se pueda haber dejado huella.
He entrecomillado infidelidad porque para un servidor esta palabra denomina un concepto sobre el que habría mucho, mucho que matizar.
Saludos a Genoveva.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu opinión Aquiles.

Yun

Doctora Membrillo dijo...

Buenos dias a tod@s.
Está claro q los divorcios no los provoca internet,pero si q es verdad q ayuda bastante,,,, Infidelidad, no significa divorcio.

Anónimo dijo...

Los divorcios los provoca el matrimonio, y no hay más que hablar.


¡¡Que mania de echarle la culpa siempre a internet¡¡¡

Genoveva dijo...

No creo que internet tenga la culpa de muchos divorcios. Las parejas se van al pedo por otras cosas. Si la pareja funciona ni siquiera una "infidelidad" puede con ella (un polvete fuera de casa pa entendernos...) Se pueden superar muchas cosas, por mucho daño que te hayan o hayas hecho si el nexo en común es lo suficientemente fuerte como para superarlo. Si hay cositas buenas de fondo, ni internet ni hostis! jajaja
Es que hacía mucho que no me ponía maquinavaja :D
Aquiles que te busco el talóoooon! jejeje Desibesos guapo!
Chapi un achuchi gordo pa ti!

PaKe dijo...

Esto complementa a tu amiga, la que busca alegrias fuera de casa y deja pistas por ahi... enfin xD

Un saludo de miercoles!

Prometeo dijo...

No, realmente no es Internet, ni una mirada pícara a otra persona diferente a la esposa o al marido... El divorcio lo provoca principalmente el descubrimiento de que el matrimonio no es la poción para la anular de los sentidos naturales del ser humano hacia el resto de individuos.
Las personas percibimos similares o diferentes sensaciones y mostramos nuestras reacciones con cada persona que forma parte de nuestro entorno y cuando alguna de esas sensaciones o reacciones es interpretado como una amenaza contra la institución matrimonial se convierte en una de las muchas entradas directas al fracaso del mismo y en muchos de los casos, el sentimiento de rencor contra quien ha supuesto el máximo grado de afecto.

Saludos Aquiles... sigo esperando el día de las copas.

Jezabel dijo...

Ni internet ni leches, quien se deja pillar un casquete es k no tiene cualidades para secretos.
Besos