Chapi Escarlata: Trabajo y maternidad casan mal todavía

viernes, 25 de febrero de 2011

Trabajo y maternidad casan mal todavía

Apenas pasa de los cincuenta, aunque su aspecto es el de una mujer más joven. Aparentemente, su vida es apacible -la felicidad es otra cosa-, sin sobresaltos, sin agobios. Pasa entre el trabajo, el  mucho deporte que hace y los amigos. Y aparentemente tampoco tiene razones para cambiarla.

Pero no todo es lo que parece, ni tampoco en ella, que ha sido siempre como un roble resistente a la adversidad. Casi de un día para otro entró en barrena y se le rompió el ánimo, aunque estas cosas nunca son de repente, se van incubando hasta que un día salen afuera después de estar mucho tiempo dentro.



Detrás del desánimo llegó la triseza, que ahí se ha quedado porque no ha tenido ni ganas de despacharla. Y así anda, unos días arriba y los más, abajo, dejando que los fármacos hagan el trabajo de su voluntad. En eso tiene razón: cuando uno no puede, que trabajen las pastillas y el psiquiatra.

Y algo hacen para sacarla del hoyo en el que la metido la causa de su estado, tan sorprendente como su inesperado desánimo: el no haber tenido hijos. Sí, eso dice que le han dicho. Y ella no lo niega. Siempre había dicho que algún día quería ser madre, pero ese día nunca llegó, porque no encontraba el momento o porque no tenía al hombre adecuado, y nunca hablaba mucho de ello. No era como otras mujeres a las que les ves escrito en la cara "soy una madre" y que hasta que no los tienen no paran de intentarlo.

Todavía perpleja por lo que había escuchado, hace dos días leí que el 51% de las mujeres que trabajan no tienen hijos para no perder su empleo, no porque no quieran.

4 comentarios:

PaKe dijo...

Triste es que no se pueda formar una familia por no poder mantenerla, yo que nunca he sido muy de niños siempre he querido tenerlos... No se si por esa extraña sensación de obligación o necesidad de "ser normal" y perpetuar los genes familiares -no dire buenos, aunque tampoco malos xD-.

Señores... VIERNES.! a disfrutar el finde, que el lunes dan frio!
Un saludito a tod@s =)

Doctora Membrillo dijo...

Bueno q ya estamos a viernes, buenos dias a tod@s.
Lo de trabajar teniendo crios es una buena putada, mas q nada pq te pasas los mejores años de su vida sin disfrutarlos, q si abuelos ( en el mejor de los casos) o guarderias o vete tu a saber quien...
A mi me da pereza, la verdad, pero ha llegado el momento de plantearmelo seriamente, quiero tener cachorros y seguir trabajando? puedo permitirme el quedarme en casa y criarle por lo menos hasta q vaya al cole?
Bueno, en unos meses si seguimos por aki os confirmo mi decisión.
Pd: dejar de dormir hasta la 1, dolores de cabeza,,,pañales.. amigdalitis, bronkiolitis,,,,otitis... mokitis..y todo terminado en itis, con lo rikas q estan mis copitekis y mis martinekis y mis mahoutekis..aysssss señorrrr q decisiones nos haces tomar,,,,,

Mimosita dijo...

Entiendo esa sensación. Muchas veces no es que no quieras, es que las circunstancias no te acompañan. Durante mucho tiempo tuve una pareja que no quería ni oir hablar de niños. No le gustaba nada, se sentía incómodo si alguno estaba cerca y en las reuniones famliares prefería ausentarse para no tener que encontrarse con los numerosos niños que hay en mi familia y en la suya. Llegó un momento que yo misma me convencí de que tampoco a mí me gustaban ni estaba preparada para ello, tampoco me quedaban muchas alternativas. El tema no tuvo vuelta de hoja el día que él decidió que prefería esterilizarse. Así lo hizo, con lo cual la puerta a la madre por ese lado se cerró para siempre. Cuando me acercaba a los 40 me entró ese desánimo, ese ahogo de que algo me faltaba y decidí enterrarlo para siempre.
Después mi vida cambió radicalmente al conocer a mi actual pareja. Y a pesar de todas las dificultades (él estaba casado y era ya padre) hoy voy a der madre. Voy a tener un hijo con el que considero el hombre de mi vida. Durante un tiempo lamenté no habernos conocido 10 años antes, 15, en otras circunstancias, pero hoy soy feliz con mi hija y con él. Muchas veces las mujeres supeditamos nuestros propios instintos más naturales, en pos de relaciones o de hombres que se oponen a esos instintos. Ahora desde fuera, siento que la postura de mi ex pareja, fue muy egoista. Lo pienso firmemente.
Siento lo largo del comentario Chapi, pero me he sentido muy cerca de esa chica y quizá me he liado más de la cuenta. Tú que te sabes mi vida, seguro que me entiendes bien.
Suerte con tu nueva andadura y un abrazo.

mónica dijo...

En tres meses voy a tener un niño, y la verdad es que ya embarazada es un poco lioso hacer ciertas cosas, como para conciliar una vida laboral y familiar a la perfección. Por desgracia, no somos suecos ni noruegos, donde todo ésto está más que superado, así que optaré por seguir con lo que tengo pensado, no trabajar hasta que pase un tiempo en el que pueda disfrutar de mi niño. Que voy a disponer de menor capacidad económica, pues también es verdad, pero creo que se va a ver enormemente recompensado por tener la posibilidad de pasar los primeros años con él.