Chapi Escarlata: Qué perros son algunos amores

miércoles, 16 de febrero de 2011

Qué perros son algunos amores

Otra vez. Y van tres. La ha dejado como hizo el anterior y el anterior del anterior. Tres, y por el mismo motivo.

"No he sido yo, me dice este igual que dijeron los otros. Dice que soy una mujer maravillosa y que ha sido feliz los cinco años que hemos estado juntos bajo el mismo techo y sobre la misma cama, pero que ya no siente lo mismo..."


"Es el argumento que antecede a 'pero he conocido a otra persona de la que me he enamorado -y que además es más joven y tiene las tetas turgentes, esto no lo dicen, pero lo cazo al vuelo-. Me duele mucho hacerte daño, y espero que puedas perdonarme y que mantengamos la amistad, porque has sido muy importante para mí' y patatín y patatán".


"Y yo me quedé con cara de gilipollas, intentando comprender lo que este ser, que de repente me pareció un extraterrestre, me estaba contando. Ni lloré ni pataleé ni sentí ni padecí sólo me mantuve frente a él con los ojos como platos y en silencio durante cinco minutos. Después cogí el abrigo y me largué a la calle ¡Qué frío que hacía fuera y dentro!".

"Suelen decir algunos hombres que cuando ocurre esto es porque ya el amor se ha muerto, porque ninguno de los dos, ni ella ni él, se lo ha trabajado. Bueno, es una posibilidad, pero hay otras como la mía. Yo creía que nos queríamos en todos los sentidos, con el corazón y con el cuerpo, estaba entregada y me gustaba esta relación. O sea, que me la trabajaba a fondo. Pero claro, fallaba en lo esencial: turgentes, turgentes, las tetas no las tengo".

Todo esto me lo contaba mi amiga mientras nos tomábamos un martini la mañana del último domingo, en una terracita de Rosales, al solecito de febrero. Pero la pobre no entraba en calor ni aunque nos hubiéramos metido en una sauna. Estaba gélida.

9 comentarios:

sotocazorla@gmail.com dijo...

Me alegro que sigas escribiendo tus historias.
Siento lo de tu amiga, pues lo debe estar pasando fatal. Espero que el tiempo pase para que se encuentre mejor.
Un saludo, mónica.

Doctora Membrillo dijo...

Chapi, encantada de volver a leerte.
Si hija si, una vez q la gravedad ya no es la misma y las perolas ya no estan en el mismo sitio.... malo malo,.,, aunque siempre quedaran hombres q sepan observar la belleza de lo natural...

Gata Dormida dijo...

La belleza exterior es efímera, pero ya se sabe que algunos hombres solo piensan viendo ese reflejo... A lo mejor prefieren tener a una Barbie de plástico a su lado que a una mujer de verdad.

Anónimo dijo...

Buenas Chapi!!!seguí tu otro blog durante mucho tiempo, y cuando lo dejaste la verdad que me entristeció. Ahora que veo que vuelves a estar por aquí me ha alegrado muchisimo!!! Me encantan tus historias

Saludos!

merver dijo...

¡Que alegría!!!
Sabes lo mucho que te hemos echado de menos, que aunque nos saludásemos por otras islas, me gustaba mucho leer tu blog. Me alegro de tu vuelta y espero que sigas durante mucho tiempo.
Y hablando de turgencias... la edad no perdona tampoco a ellos y las tetas (si te gusta, que a mí no me gusta nada) te las puedes poner de goma pero a ellos la gravedad también les afecta y ahí la goma solo sirve para los preservativos y no es cuestión de, en algunos casos, poner más peso...

Chapi Escarlata dijo...

Hola a todos. Me encanta veros ´de nuevo. Merver a mí tampoco me gusta la silicona. Y es verdad lo que dices de ellos, pero ellos que lo saben necesitan reafirmarse en que eso no es así, por eso las prefieren rubias y turgentes, jajajaja.
Doctora, la edad no pedona las pelotas de nadie

porelmedio dijo...

Me alegro de tu vuelta y espero seguir leyendote por mucho tiempo.
Sobre las mermeladas, aunque yo las suelo mezclar con mantequilla,cuenta que por mi parte ya tienes vendido un tarro.Por cierto me gustan de fresa.

Saludos Carlos

Anónimo dijo...

¡Toc, toc, toc!

¿Se puede?

¡Hooooooooooooola Chapi!
¡Que alegría volver a verte!
¡Fiesta!

¡Mucha, mucha suerte! Los amigos se reencuentran...

No voy a comentar este post...Sabes perfectamente lo que opino, de la silicona, y de los que sólo ven con los ojos físicos...Hay amor...o no lo hay, a eso tan simple y tan complicado, se reduce todo.

¡Un fuerte abrazo!

Ananda (Satchit)

Fortunata dijo...

Qué marrón! Una vez pase, pero tres!?. En serio no pensará que el motivo es la juventud de la otra mina y sus brevas?.

Y que no se piense el mino que al él no le llegará el turno de la gravedad- no ya de los cataplines, sino del colgajo que no habrá jovenzuela que lo levante a no ser con la santa pastillita. Sa joio el tío!

Nada, nada, a la cuarta va la vencida. Díselo.

salu2