Chapi Escarlata: Hay tetas que dicen más que sus dueñas

lunes, 28 de junio de 2010

Hay tetas que dicen más que sus dueñas

“Hay tetas que tienen una conversación mucho más interesantes que sus dueñas”, decía Eulogio , un antiguo lector de este blog, a cuenta de la importancia que cobran los pechos en una conversación entre hombre y mujer. Si son generosas y bien puestas, la dueña se queda en segundo plano en la atención de su interlocutor.




Las tetas tienen vida propia, hablan por sí mismas, dice una amiga mía que las tiene grandes y cuenta que en su trabajo los hombres siempre le miran a las tetas en vez de a los ojos cuando hablan con ella. Cree que la obsesión de los hombres por las tetas es generalizada y que ante eso sólo podemos ponernos más escote y que disfruten tanto como nosotras.

Son tan importantes para unos y para otras que son causa de complejos por grandes o por pequeñas, por caídas o levantadas, porque miran a Cuenca o hacia dentro…, y de miles de operaciones para modificarlas, porque como le escuché una vez a un cirujano estético, ninguna mujer está conforme con sus pechos.

Y cuando dejan de hablar (las tetas), se produce un impacto tan brutal que lleva a pensar que se ha perdido todo el encanto de la feminidad y que una ya no es una ni siquiera media.

Una compañera de rehabilitación me contaba el otro día lo que sintió al mirarse en el espejo por primera vez, después de que la operasen para quitarle un pecho. “Es como arrancarle la armonía al cuerpo, que te falta lo esencial para seguir siendo mujer y que no le vas a gustar igual a tu hombre. Es como si ya no fueras tú”.

Lo que ahora espera es la cirugía reparadora que le devuelva unas tetas parlanchinas parecidas a las que tenía y que eran, además, tan aficionadas a los buenos escotes. Mientras, se recupera del shock mirando siempre hacia adelante.

Este post fue publicado originalmente en el blog de Chapi Escarlata de 20minutos.es

No hay comentarios: