Chapi Escarlata: Cómo nos ponen las dichosas hormonas

jueves, 10 de junio de 2010

Cómo nos ponen las dichosas hormonas

Parte de la visión moderna que la ciencia tiene del cerebro de una mujer, que ha pasado por etapas lamentables, está recogida en un libro-guía muy fresco y entretenido, que firma la psiquiatra Louann Brizendine y que se titula El cerebro femenino.


Habla, entre muchas otras cosas, del elenco de actores neurohormonales que no es otra cosa que cómo afectan las hormonas al cerebro de una mujer.

Describe con gracia esos actores, como el estrógeno: el rey, potente, ejecutivo, arrollador; a veces utilitario, a veces seductor agresivo; amigo de la dopamina, la serotonina, la oxitocina…(sustancias que hacen que el cerebro se sienta bien).



La progesterona: hermana poderosa del estrógeno…A veces es un nube tormentosa; y otras, un agente estabilizador, madre de la alopregnenolona (el Valium del cerebro, el chill pill).

La testosterona: rápida, enérgica, centrada, arrolladora, masculina, seductora, vigorosa, agresiva, insensible; no está para mimos…

Son las hormonas las que pueden determinar qué le interesa a nuestro cerebro. Ayudan a guiar las conductas, pueden influir en el gusto por la conversación, el flirteo, las fiestas, las caricias, la preocupación por no herir sentimientos ajenos, la competición, la masturbación o la iniciación sexual.

Las hormonas nos influyen tanto que un día podemos ser emprendedoras, inteligentes, productivas y optimistas, pero una simple oscilación en el fluido hormonal puede convertirlo todo en justo lo contrario en nuestra propia percepción. Serán esos “malditos” cambios que no soportan los hombres.

Este post fue publicado originalmente en el blog de Chapi Escarlata de 20minutos.es

No hay comentarios: