Chapi Escarlata: Risas y llantos en el sexo

viernes, 30 de abril de 2010

Risas y llantos en el sexo

Escuchaba yo el otro día en la radio lo buena que es la risa en las relaciones sexuales. En las llamadas de la gente al programa, había material para todos los gustos. Los había que se reían en los preliminares y también después, quien lo hacía en momentos concretos o quien no lo hacía nunca.


Recordé entonces un post que escribí hace un par de años, en el que preguntaba qué hacemos cuando llegamos al orgasmo, porque había leído a un psicólogo que explicaba que, en ese preciso instante, nadie se ríe, permanece serio por la trascendencia del momento, que no es otra que la de la lucha por la supervivencia de la especie, por la reproducción.



No dice lo mismo una amiga mía. Ella tiene muchas cosquillas en el ejem mismamente y le cuesta concentrarse si su hombre decide curiosear por ahí. A carcajada limpia han terminado a veces. Ella, de lo que le hacía él, y él, de oírla a ella. Pero ha llegado a controlarlo cada vez más y ahora sólo se carcajea al principio para no romper justamente eso, la trascendencia del momento, y, sobre todo, porque a él no le gusta mucho la risa en ese quehacer.

Por los comentarios que leí en aquel post, los chicos son reacios a la risa en esos momentos. No se ríen ni les gusta. Alguno decía que el placer en ese momento deja el rictus serio. En cambio las mujeres no eran tan categóricas y contaban que se reían en algún momento del polvo.

¿Y llorar? ¿Llorará mucha gente cuando tiene un orgasmo? De satisfacción, claro.

Este post fue publicado originalmente en el blog de Chapi Escarlata de 20minutos.es

No hay comentarios: