Chapi Escarlata: octubre 2005

lunes, 10 de octubre de 2005

Quiero un recogepelotas

¿Qué hay de malo en que las recogepelotas del Master Series de Madrid sean modelos, enseñen sus braguitas, entre bola va y bola viene, o se muevan pizpiretas a uno y otro lado de la red?


Ya me gustaría que hubiera recogepelotas versión masculina, que nos enseñaran a nosotras sus entretelas. No nos íbamos a poner contentas…

Por favor, por favor, señor Santana, queremos chicos que recojan sus pelotas -las de su torneo y las de sus jugadores- el año que viene. No nos importa que no sepan jugar al tenis, éso es lo de menos. Los queremos vistosos, macizos… y ya verá como le llenamos las gradas. Nosotras somos muy agradecidas. Incluso, si hay de los dos, recogepelotas y recogepelotos, no revueltos, claro, sería un puntazo.

Y a los que se rasgan las vestiduras, ni caso. La dignidad de la mujer está en otras cosas más importantes. Qué ganas de crear falsas polémicas.

jueves, 6 de octubre de 2005

Fotógrafa ocasional

Nunca pensé que la jornada me iba a deparar tantas emociones. El otro día salí al campo a dar un paseo y a coger lilas -esta especie siempre te la encuentras en todos los sitios-.


Llevaba mi cámara en el bolsillo, y, en ese momento, caminaba mirando al suelo. Levanto la vista y ¡ostras! Lo veo allí, sobre la vía del tren, como su madre lo trajo al mundo, recolocándose entre los raíles.¡Dios!, exclamé. ¿Qué hace ahí ese hombre? ¿Me lo ha puesto la Naturaleza o se quiere suicidar de esa guisa? Me acordé de la cámara y corrí a decirle que si no le importaba esperar al tren siguiente al que se suponía que le iba a arrollar, que yo necesitaba mi tiempo para hacer la foto.

Frené en seco antes de decir ni mu. El tipo me miró tan atónito como yo a él, y en ese instante lo vi: era un “autofotógrafo”, estaba posando para sí mismo, porque no tenía modelo que echarse a los ojos, ni masculino ni femenino -esto me lo dijo más tarde-.

Pues ya que estás… Y zas, le disparé la foto

¿A que no me ha quedado mal? Pues a partir de ahora, fotógrafa ocasional de hombres que se quieran desnudar.

martes, 4 de octubre de 2005

No tiene ninguna importancia, ninguna

Y luego algunos, los de siempre, se empeñan en que el sexo no es importante. Hay quien llama a esto blogbasura, incluso.

Pues esto es sólo una muestra de que el sexo mueve y alegra la vida desde que el mundo es mundo.


Esta escultura es de un señor que se llama “Sexkerzenhalter”, es del siglo III y forma parte de la exposición 100.000 años de sexo , que se ha abierto en Dresde (Alemania) con objetos que van desde orondas venus, de la Edad de Piedra, a los primeros condones y consoladores.


Y esta es la Venus de Willendorf, de 25.000 años de antigüedad.

Hay que hablar de sexo y, sobre todo, practicarlo en todas sus formas, y si puedes, luego contarlo.

P.D. Ya sé que tengo pendiente probar los productos Durex, pero es que mi novio se resiste a ponerse el anillo vibrador 20 minutos. Tengo que seguir convenciéndole

lunes, 3 de octubre de 2005

Más sentido del humor

Bah, qué poco sentido del humor tenéis algunos. No se os puede hablar de lo único ni en plan de guasa, porque os lo tomáis fatal. Eso se cura probándolo…

…aunque no seais jefes.