Chapi Escarlata: El nuevo hombre

domingo, 25 de septiembre de 2005

El nuevo hombre

Hoy me he levantado con un ataque de aturdimiento. No soy proclive a ellos, debe ser el estado febril en el que me he pasado sumergida el fin de semana.

Ya he visto que mis compañeros de blog se han lanzado a contar que la bomba que ha puesto ETA cerca de la rotativa donde se tira 20 Minutos no ha roto nada que obligue a trasladar la tirada a otro sitio. Bien por mis jefes, siempre en su sitio.

A la misma hora que ellos estaban tecleando, yo intentaba ponerme un café con leche para desayunar. Enfrente tenía a mi hombre, que hacía lo mismo: desayunar, no teclear. Me he servido la leche directamente en el vaso de zumo, y lo que antes hubiera sido un desastre, no ha tenido ni siquiera la categoría de anécdota. Yo he mirado lo que había hecho y no he dicho nada; él, tampoco.

Últimamente, me consiente mucho porque piensa que estoy en una edad difícil, mientras yo intento demostrarle que mi cuerpo y mis sentidos no tienen la misma edad que mi mala cabeza.

Hablaban en la radio del hombre metrosexual,-qué novedad, nunca lo había escuchado- y nos hemos puesto a hablar de cuántas cremas y demás aderezos usaba él al mes para entrar o no en esa estúpida categoría, que encabeza David Beckham.Mi novio usa cremas, como todo el mundo, pero si le digo que le depilo el entrecejo, me manda a freir espárragos, así que de metrosexual tiene poco, sobre todo de la parte femenina y afeminada y, sobre todo, de la parte de oquedad cerebral que les caracteriza, si es que es Beckham su máximo representante.

Además, acabo de enterarme de que a los “metro” les quedan dos telediarios, lo que por lo visto viene es el “metroemocional“: “hombre maduro y con gran capacidad de amar, que no se deja utilizar, le gustan las mujeres independientes, cumple sus promesas y nunca usa el romance para conseguir sexo, un hombre líder, culto, responsable, sensible, pero muy masculino”.

Cada vez nos ponen más difícil el mercado, así no hay quien encuentre nada normal.

No hay comentarios: